Inicio/ Blog

Siete errores en el cuidado de la piel que puedes estar cometiendo todos los días sin darte cuenta

Nuestra obsesión por el cuidado de la piel definitivamente ha mejorado en los últimos años: normalmente siempre la gabeta está repleta de sueros efectivos, limpiadores bien formulados y más mascarilla. Pero, por más si no sabemos realizar una rutina adecuada, podemos estar cometiendo errores comunes en el cuidado de la piel. Podría ser lo que se este interponiendo para obtener una piel más sana.

Entonces, te brindamos el dato de errores de cuidado de la piel que no vas a querer cometer:

  1. Uso excesivo de productos para el cuidado de la piel

 Con tantos productos "milagrosos", es difícil saber cuáles usar y cuándo. Seguramente cuantos más, mejor, ¿verdad? ¡Es, incorrecto! A veces puedes estar abusando de los productos y sobrecargar los ingredientes activos. Por ejemplo, si estás usando varios productos que contienen AHA o BHA, podrías estar exfoliando demasiado la piel, alterando la barrera protectora de la piel, lo que podría provocar enrojecimiento, textura desigual o incluso brotes. Cuando se trata de ingredientes activos, trata la siguiente regla: cuanto más fuerte sea el ingrediente, menos debes usarlo. Toma el ácido salicílico como ejemplo, es un exfoliante súper potente, por lo que solo deberás usarlo unas pocas veces a la semana, y no junto con otras fórmulas exfoliantes, como el retinol, en caso de que tu dermatólogo te lo medique claramente.

  1. Descuidar su cuello

Mientras aplicamos capas y capas de fórmulas que brillan en nuestro rostro, con demasiada frecuencia nos saltamos el cuello, lo cual es un gran error ya que nuestro cuello es propenso a la flacidez, las líneas finas y las arrugas. Pregúntale a cualquier profesional del cuidado de la piel e insistirá en que debes aplicar todo hasta el escote para que en 10 años esté tan radiante, terso y firme como su rostro.

  1. Colocación incorrecta de capas

Saber cómo superponer sus productos es otra habilidad esencial de cualquier amante de la belleza. Si los colocas en capas incorrectas, podrías evitar que la fórmula se absorba correctamente en la piel. La regla general a seguir es: aplica primero las fórmulas más ligeras para que no queden bloqueadas por las cremas más pesadas. También deberás, esperar un par de minutos entre la aplicación de cada producto para que tenga la oportunidad de absorberse. Esto también evitará que tus productos se amontonen, cuando esas pequeñas bolitas se formen en la superficie de su piel cuando hayas usado demasiado producto.

También, ten en cuenta que tu rutina matutina y vespertina no será necesariamente la misma. Durante el día, su atención debe centrarse en una hidratación ligera, protección antioxidante (vit C o niacinamida) y SPF. Para la noche, debes concentrarte en limpiar a fondo la suciedad, el maquillaje o la contaminación del día y usar fórmulas más ricas que mantengan tu piel protegida mientras duermes.

La noche también es el mejor momento para utilizar fórmulas más intensas, como retinol y ácidos.

  1. No aplicar correctamente sus productos

Uno de los errores más grandes que puedes cometer es tirar la piel mientras aplica productos para el cuidado de la piel. Tienes que tratarla suave, de hecho, te recomendamos aplicar producto para el cuidado de la piel con movimientos hacia arriba,

  1. No aplicar las cremas correctamente

Desliza las yemas de los dedos por el rostro, con movimientos ligeros hacia arriba desde el interior hacia el exterior del rostro. Luego, con pequeños movimientos suaves, desliza el producto a lo largo de su barbilla. Termina con el área de los ojos con movimientos suaves. Esto ayudará a aumentar la circulación y estimulará el drenaje linfático, lo que ayudará a tonificar su piel.

  1. No beber suficiente agua

Si le preguntas a cualquier modelo cuál es su regla número uno para el cuidado de la piel, es beber MUCHA agua. Sabemos que es una de las reglas más básicas que existen, pero cuanto antes te des cuenta de que lo que sucede en el interior se refleja en el exterior, mejor será tu piel. Si su cuerpo, y en consecuencia su piel, está deshidratado, se verá opaco, sus poros se agrandarán y sus líneas finas serán más pronunciadas. Por lo tanto, asegúrese de beber al menos dos litros de agua al día; nos encanta comenzar el día con una taza de agua caliente y una rodaja de limón para limpiar nuestro sistema digestivo.

  1. No usar SPF

Usar SPF todos los días no es negociable si quieres una piel sana. Si bien los productos que contienen SPF son excelentes y brindarán esa onza adicional de protección, aún recomendamos usar un SPF 30, independiente con una calificación UVA de 5 estrellas, cada uno. único. día.

Simplemente, aplícalo después de haber completado tu rutina de cuidado de la piel y antes de maquillarse. Durante los meses de verano, cuando está bajo la luz solar directa, también es importante volver a aplicar cada dos horas, incluso cuando estés usando maquillaje. Además, nunca olvides que el protector solar tarda 20 minutos en activarse.

0 comentarios. Escribe un comentario

Deja Tu Comentario

Empty content. Please select category to preview