0 comentarios / Publicado en por Carlos Garcia

Sabemos que el maquillaje, para muchos, es un arte. Y como arte, es una manera en la que nos expresamos día a día. Todas las amantes del maquillaje tenemos nuestra rutina diaria de belleza. Si bien es cierto, el maquillaje puede ser un arma de doble filo: te puede hacer ver esplendida, o arruinarte por completo en el caso que no sepas que haces con él. Si tu caso es el segundo mencionado, no te preocupes, aquí estamos para ayudarte con los errores más comunes que cometemos a la hora de colocar nuestro maquillaje y cómo podemos mejorarlo.

 

Como llevamos siguiendo la misma rutina de maquillaje desde que comenzamos a utilizarlo, puede ser que no nos percatemos de los errores que estamos cometiendo. Y es que hoy día, aprender a maquillarse no requiere exactamente de la ayuda de un profesional gracias a toda la tecnología que nos rodea, con un simple video en YouTube, se puede sacar provecho y aprender. Aun así, hoy te mencionaremos los errores que muchas cometemos y quizás en esta lista, encuentres alguno que sea el tuyo y puedas mejorarlo.

 

Primer Error: No preparas tu piel

El primer paso del maquillaje no consta en colocar una base o un corrector. Depende de lo que colocamos antes de cuanto dure o como sea el acabado de nuestro maquillaje. Si la piel no está hidratada o se encuentra sucia, el maquillaje no se verá en su mejor manera. Te recomendamos antes de maquillarte preparar tu piel. Lavarla, hidratarla, exfoliarla si es necesario. Todos estos pasos son esenciales para lograr un look de maquillaje nítido.

 

Además de lavar el rostro, hidratarlo y más, un paso muy importante antes de maquillarnos es utilizar un primer o prebase. Esto hará que el maquillaje dure más ya que el primer hace que este se “pegue” en el rostro dándole un toque duradero y limpio. De lo contrario, el maquillaje que coloques, por ejemplo, la base, se cuarteara en el rostro y al cabo de unas horas, ira desapareciendo o, en días de calor, sentirás como si el maquillaje se derritiera de tu rostro.

 

Segundo Error: El mal uso de la esponja

Es importante mantener hidratada la piel mientras nos maquillamos para lograr un look completamente natural y no hacer ver que exageramos con el maquillaje que utilizamos. Para esto, es primordial mantener la esponja mojada y no utilizarla en seco ya que esto hará que te veas obligada a utilizar más producto de lo normal y el acabado quede como parches en tu rostro. Lo que puedes hacer es mojar tu esponja con un poco de agua del grifo o humedecer el rostro con un poco de spray para suavizar el maquillaje y sea más fácil moverlo por el rostro.

 

A la hora de utilizar la esponja como tal, es importante saber la manera correcta de usarla. Siempre se debe hacer por toquecitos suaves por el rostro e ir moviendo el producto equitativamente por la cara. Si arrastras la esponja, lo único que lograras es quitar el producto que ya utilizaste o esparcirlo de manera incorrecta por el rostro.

Tercer Error: Utilizar los polvos incorrectos

Muchas personas optan por utilizar la técnica del “baking” cuando utilizan polvos para sellar el maquillaje, pero en realidad, no es algo obligatorio. Aun así, utilizar polvos es algo esencial para sellar nuestro maquillaje y que no se cuartee conforme pasa el día, en especial en las zonas de las ojeras que es donde ocurre con más rapidez y facilidad.

 

Existen dos tipos de polvos que se pueden utilizar para sellar el maquillaje: los compactos y los sueltos. Si eres una persona con piel normal o seca, se recomienda que utilices polvos compactos. Si de lo contrario eres de piel mixta o grasosa, se recomienda utilizar polvos sueltos. Estos se pueden aplicar ya sea con una brocha o esponja para dejar un acabado transparente matte y que el maquillaje tenga más duración.

 

Cuarto Error: El contorno también es importante

El contorno puede ayudarnos a resaltar nuestras mejores facciones en el rostro y lograr una diferencia en nuestro maquillaje. Esto se puede lograr siempre y cuando sepas utilizar este producto de maquillaje de la manera correcta. El contorno de la mandíbula debe partir desde la articulación de la mandíbula hasta la altura del pómulo. Hay veces que preferimos contornear la frente, pero solo si es muy prominente para compensar su tamaño.

 

Quinto Error: Exagerar con el rubor

La gente suele exagerar el uso del rubor colocándolo en toda la mejilla cuando en realidad es todo lo contrario. El mejor consejo para maquillar tus mejillas es usar un tono de rubor que vaya con el color de tu piel y aporte luminosidad y frescura, para mantener un aspecto juvenil. Generalmente estos tonos son los melocotón y rosados. Olvídate de colores coral, rojizos o marrones que pueden aportar mucha dureza.

 

Cuidado con tus labios

Los labios marcadísimos con contornos geométricos son muy de los años 90… lo mismo que usar un delineador de labios más oscuro que el labial. Si quieres perfilar el labio por fuera de su forma para hacerlos más carnosos, hazlo, pero siempre con suavidad, sin trazos geométricos muy marcados. Lo mejor es que apliques el delineador y difumines el mismo tono por el centro del labio, para aplicar después la barra o el gloss y completar el maquillaje.

 

Estos son una lista de los errores del maquillaje más comunes que hacemos. El maquillarse es un arte y una manera de expresión, pero también sus reglas y bases como cualquier otra práctica. Y de eso requiere: practica. Siéntate enfrente de un espejo y toma tu tiempo viendo que le va y que no a tu piel en base a tus gustos y lo que mejor te sienta.

 

¡Esperamos te haya gustado y parecido útil nuestro blog! No olvides

visitar nuestra página web www.houseofbeauty.com.co para conocer todos

los productos de maquillaje que tenemos para ti.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se revisan antes de ser publicados.

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal $0,00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods