0 comentarios / Publicado en por Carlos Garcia

Aunque parezca raro, la piel es el órgano más grande que tenemos ya que ayuda a recubrir todo nuestro cuerpo. Además de protegernos, sirve como aislante de todos los otros órganos que forman nuestro cuerpo y ayuda a protegerlos. Gracias a esto, la piel juega un enorme papel en nuestras vidas y, por ende, debe cuidarse estrictamente para poder mantener el resto de nuestro sistema en orden y buen estado.

 

Los adolescentes...

Como ya sabemos, entre las edades de 13 a 18 años las personas comienzan un periodo llamado: pubertad. En este periodo, las personas se ven sometidas a distintos cambios, ya sea hormonales, fisiológicos, psicológicos y más. Uno de los factores que también se ve afectado en este momento es nuestra piel.

 

En este momento, los distintos cambios que vamos notando pueden resultar frustrantes y causan en nosotros inseguridades, baja autoestima y más. Por esto, y muchas razones más, es importante entender lo primordial que es cuidar de nuestra piel para mantenerla en un buen estado, sana y bella.

 

Si a esto le añadimos el hecho que los hombres y mujeres jóvenes de esta edad no suelen ser totalmente capaces o cautelosos, podemos encontrar que su piel no está a la altura de lo que podría ser. Esa es la razón por la que es importante que revelemos a los adolescentes la importancia de tratar con su piel.

 

El ángulo más significativo para que la piel se vea genial y esté sana es mantener un horario de limpieza legítimo todos los días.

 

La Higiene es lo Primordial

 

Para tener una piel sana esta debe estar limpia todo el tiempo. Además, para estar impecable, es adecuado ducharse o lavarse día a día. Independientemente de si practicas deportes o vives en un lugar donde hace calor o humedad, dos duchas al día pueden ser una idea inteligente.

 

En el caso de que la piel no tenga problemas, es prudente utilizar champús y limpiadores suaves. Además, los adolescentes deben recordar que es importante no exagerar de la cantidad que coloquen. El tamaño de una nuez de limpiador en la toallita o la mano suele ser suficiente para limpiar el cuerpo. Otro consejo para mantener la piel en perfecto estado es la utilización de agua tibia en lugar de agua muy hirviendo.

 

 

 

 

 

No Olvides Limpiar tu Rostro

La piel de la cara de los jóvenes a menudo requiere un poco más de cuidado. La explicación es que todo el tiempo los jóvenes tienen brotes de piel, particularmente en la cara, y además obstruyen los poros o las espinillas. Esto se debe a la abundancia de grasa provocada por la creación hormonal durante la pubertad. Pero, esto no debe ser una preocupación enorme con tal que mantengamos nuestro rostro limpio. Tanto como nuestro cuerpo, el rostro debe estar impecable diariamente. Esto se logra de la siguiente manera:

 

  • Lava tu rostro: Tómalo como ley de vida: lavar tu cara por lo menos dos veces al día con agua tibia logra la diferencia. Esto se debe hacer utilizando un jabón neutro, suave y que no contenga productos que pueda tapar los poros ya que esto empeorara el acné, espinillas y puntos negros.
  • Tonifica: Siempre que termines de lavar tu rostro, es importante, tanto para las chicas como los chicos, utilizar un tónico. Esto brindara más limpieza a tu rostro, pero debes tener en cuenta que sea un tónico suave y libre de alcohol.
  • Hidrata: Después del tónico, es importante hidratar el rostro. Le dará más nutrientes y suavidad a tu cara. Al igual que el jabón que utilices, el hidratante debe ser uno suave y libre de productos que puedan tapar los poros y no dejen al rostro respirar.
  • Bloqueador Solar: Hemos mencionado que cada producto es importante para el cuidado de nuestra cara, pero, sin duda, el bloqueador es uno de los más importante. Con los rayos tan fuertes del sol, es importante proteger nuestro rostro de manchas o cualquier otro daño que este pueda hacer. Es importante saber que el protector solar se coloca el final de toda nuestra rutina para asegurarnos que haga un buen efecto y cuide nuestro rostro.
  • Evita tocar tu rostro: Nuestras manos tocan absolutamente todo. Cada sucio, cada superficie llena de gérmenes, cada grasa. Imagínate tocar todo eso y luego llevar tus dedos a tu rostro. Toda esta grasa y sucio entra a nuestra cara evitando que tengamos una limpieza efectiva. Para aquellos que sufren de acné, espinillas o puntos negros, es peor. Cada cosa que toquemos y llevemos a nuestro rostro, puede causar una reacción negativa y como resultado: mas acné, mas espinillas y más puntos negros. Evita tocar tu rostro por completo y lavar tus manos a menudo. Nuestro cabello también produce mucha grasa, por lo cual tenerlo pegado al rostro puede ser algo negativo. Es recomendable evitar flequillos (si eres de esas personas que sufren de acné) y mantener el cabello amarrado y fuera de la cara el mayor tiempo del día posible.

 

Los adolescentes pasan por un momento al que todos conocemos como “pubertad”. En este momento, comienzan a conocer quiénes son en realidad; que les gusta y que no. Son arrojados a un mundo de cambios que pocos entienden, pero, deben aprender a conocer para rodearse de los mejores cuidados que necesitan.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se revisan antes de ser publicados.

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal $0,00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods