Inicio/ Blog

¿Cómo contornear e iluminar tu rostro para un maquillaje natural?

El contorno es una tendencia que llegó para quedarse. Crea líneas favorecedoras en la cara y puede ocultar cualquier curva o borde que prefiera no resaltar. Al igual que esto, el iluminador se ha convertido en un fenómeno del maquillaje: todos estamos obsesionados con lograr una piel radiante a través de iluminadores súper brillantes.

 En este blog, te enseñaremos cómo contornear tu rostro, y cómo aplicar el iluminador para un maquillaje natural que puedes utilizar en cualquier momento del día y aun así, verte y lucir radiante.

¿Qué es el contorno?

Básicamente, cuando se contornea, utiliza sombreado o sombras para crear una ilusión de recesión. Utiliza el contorno para ayudar a definir o remodelar sus rasgos faciales. ¡Las áreas que no están oscurecidas o sombreadas se destacan! Esto puede hacer que tus pómulos se vean más pronunciados, tu nariz más estrecha o incluso ayudarte a reducir la apariencia de la amada papada debajo de tu barbilla. Te transformarás instantáneamente en un Adonis más esculpido.

 CONSEJO PROFESIONAL: La clave para un contorno exitoso es usar siempre un polvo mate opaco, un corrector líquido o una base en crema.

 ¿Qué es iluminar?

Cuando usas la técnica de iluminación, estás haciendo lo opuesto al contorno. Las áreas que tienen este tono más claro o brillo se acentuarán y se pronunciaran más. Aplicando un iluminador o usando un efecto estroboscópico, puede ayudar a enfatizar las áreas de tu rostro que captan la luz de forma natural.

CONSEJO PROFESIONAL: Para evitar un aspecto de cupcake helado de principios de la década de 2000, asegúrate de elegir un iluminador con matices que complementen el tono de tu piel para obtener un brillo sutil perfecto.

 Contorneado y resaltado en 5 sencillos pasos

 PASO 1: Seleccione la base                          

Selecciona tu tono de base habitual y aplícalo como lo harías normalmente. No olvides prepararte para el éxito comenzando con una imprimación matificante o una imprimación luminosa.

PASO 2: Sombrear áreas clave

Elige una base que sea unos tonos más oscura que tu tono de piel o usa un bronceador pigmentado con cacao. Usa el tono de base más oscuro (o bronceador) y aplíquelo con tu brocha de contorno en ángulo diagonal en las áreas que te gustaría delinear, como los huecos de tus mejillas, sienes, línea del cabello, línea de la mandíbula o nariz. La brocha con forma diagonal te ayudará a aplicar el bronceador con una técnica controlada en áreas más pequeñas como los lados de la nariz o la línea del cabello.

 PASO 3: Difumínalo

Comienza con una aplicación más ligera al principio. Siempre puedes agregar más para aumentar la intensidad. ¡Es mucho más difícil quitar que agregar! Asegúrate de difuminar, difuminar y difuminar para que no queden líneas visibles.

PASO 4: Ilumina

Selecciona un tono de base que sea de 1 a 2 tonos más claro de lo que usarías normalmente o usa un iluminador.

 PASO 5: Ilumine las áreas clave

Aplica el iluminador o el tono de base más claro en las áreas que captarían la luz de forma natural. Por lo general, se trata de la parte superior de los pómulos, los huesos de las cejas, el puente de la nariz, la frente y la barbilla con nuestro cepillo de contorno en ángulo diagonal. Aplica una pequeña cantidad de iluminador en las mejillas y la nariz con tu pincel punteado pequeño preferido para darle unos toques naturales y suaves.  

Y aquí lo tienes: los mejores tips para aprender a colocarte el contorno e iluminador. ¡Solo debes practicar día a día y conocer que productos y técnicas te gustan!

 Dinos, ¿Eres de utilizar contornos e iluminadores en tu maquillaje natural? 
No olvides adquirir todos nuestros productos disponibles en nuestra pagina web www.houseofbeauty.com.co

 

 

0 comentarios. Escribe un comentario

Deja Tu Comentario

Empty content. Please select category to preview